Cómo hacer gominolas caseras
  • ¡Califica esta receta!
  • Tu calificación
Calificación general 0 0 calificaciones

Ingredientes

  • 85 g de gelatina de naranja en polvo (1 sobre)
  • 118 g de gelatina neutra en polvo (2 sobres)
  • 1200 ml de zumo de naranja
  • 1300 g de azúcar blanquilla + extra para el rebozado final
  • 1 Unas gotas de aceite vegetal (para engrasar el molde)Preparación de las gominolas caseras Hay que decir que escribir cómo hacer gominolas caseras lleva más tiempo (o casi) que hacerlas en sí. El proceso es simple hasta decir basta. Lo único que nos impide no poder comerlas a los 10 minutos de empezar es que la mezcla necesita de un tiempo de reposo para que tome cuerpo y gelatinice. Por lo demás, es un juego de niños. En un cacito colocamos todos los ingredientes. Es decir, el zumo de naranja, la gelatina de naranja en polvo, la gelatina neutra en polvo y el azúcar. Ponemos a fuego muy suave, procurando que no hierva, y removemos al tiempo que calentamos durante 10 minutos. Mientras tanto engrasamos el molde con unas gotas de aceite vegetal, extendiéndolo por la base y laterales con ayuda de los dedos. Así nos aseguramos que cubrimos bien las esquinas. Vertemos la mezcla en el molde, con suavidad para que no salpique, y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 12 horas. Cuando haya perdido temperatura, cubrimos el molde para que no le entre polvo ni suciedad. Transcurrido el tiempo de reposo, desmoldamos sobre papel de horno vegetal. Con un cuchillo afilado cortamos en tiras a lo ancho y, después, en dados y rebozamos en azúcar y listas para disfrutar. A nosotros nos han salido 12 tiras y cada una la hemos cortado en cinco trozos, obteniendo así 60 gominolas con forma de dados. En caso de usar otro tipo de molde podéis adaptar el corte según sea necesario. Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de gominolas caseras. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas. Consejos para unas gominolas de rechupete Después de la cocción de los ingredientes se forma una capa opaca en la superficie. Esta se puede dejar, pasando la mezcla al molde, o retirar para que las gominolas queden más finas. En caso de optar por lo segundo. Pasamos la base de una cuchara por encima a la que se adhiere la capa y se retira fácilmente. Se puede sustituir en zumo de fruta (naranja, en este caso) por agua o leche. El sabor es más suave, pero cualquiera de los dos vale perfectamente. También podemos hacer gominolas con formas varias si tenemos bandejas de silicona, tipo bandejas para hielos. Hoy en día son fáciles de encontrar en tiendas de menaje y de cocina. Las podéis encontrar con motivos de frutas varias (manzana, racimo de uvas, gajo de naranja o limón, etc). Se pueden hacer de distintos sabores según los moldes que utilicemos. En caso de optar por este tipo de molde. Es importante asegurarse de cubrir bien con aceite todos los recovecos para que el desmoldado sea rápido y sencillo.

Instrucciones

Comentarios

Inicia sesión o Registrarse para escribir un comentario.